Omite el contenido
    Navega hacia adelante para acceder a los resultados sugeridos

    Aprovecha al máximo las Reglas de la casa

    Protege tu alojamiento y crea una mejor experiencia para los huéspedes.
    Por Airbnb el 20 de nov. de 2019
    Lectura de 4 min
    Actualizado el 20 de nov. de 2019

    Lo más destacado

    • Las Reglas de la casa ayudan a que los huéspedes sepan qué esperar para que disfruten su estancia y dejen evaluaciones positivas.

    • Sé específico: personalizar tus Reglas de la casa ayuda a que los huéspedes decidan si tu espacio es lo que están buscando.

    • Hazlo simple: las reglas deben ser fáciles de leer y entender.

    Tus Reglas de la casa son mucho más que una lista de qué hacer y qué no hacer. Es una manera de que los huéspedes sepan qué esperar y les da una idea de tu estilo como anfitrión. También ayudan a los huéspedes a saber si tu alojamiento es lo que están buscando antes de reservarlo, lo que puede mejorar su experiencia y las evaluaciones.

    ¿Necesitas un poco de ayuda para escribir las tuyas? Sigue estos consejos de otros anfitriones como tú.

    Hazlo simple

    Usa un lenguaje claro y fácil de entender. “Las Reglas de la casa no deben sonar como una letanía legaloide. Nadie va a leer algo así. O tus posibles huéspedes se decidirán por otro anuncio que suene menos complicado”, señala J Renata, anfitriona en Río de Janeiro. ¿Cuál es la mejor forma para hacerlo simple? Imagina cómo quieres que los huéspedes se comportaran en tu espacio y cómo se los dirías si se los explicaras en persona: escríbelo así.

    Procura también no abrumar a los huéspedes con demasiadas reglas. Concéntrate en lo imprescindible y comunica los detalles finos en otro lugar. “Yo no pongo recordatorios de cortesía ni consejos como dónde dejar toallas y qué hacer con la ropa sucia en mis Reglas de la casa”, dice Annette, anfitriona en Prescott, Arizona. “Digo esa clase de cosas en persona, mientras les voy mostrando el departamento a los huéspedes, o les dejo una nota amable”. Otra opción es crear un manual de la casa para esos detalles útiles que no necesariamente pertenecen en las Reglas de la casa.

    Las Reglas de la casa no deben sonar como una letanía legaloide porque nadie las leerá.
    J Renata,
    Río de Janeiro

    Recordatorios de seguridad

    No des por hecho que los huéspedes están tan pendientes de la seguridad como tú. Es buena idea compartir este tipo de información en las Reglas de la casa. Aquí te contamos cómo lo han resuelto algunos anfitriones:

    • “Cierra con seguro todas las ventanas y puertas cuando salgas”. —Dave y Deb, Edmonton, Canadá
    • “No uses velas. Ninguna. En su lugar, te ofrecemos velas sin llama que funcionan con pilas”. —Heather, Ithaca, Nueva York

    Aprovecha la oportunidad para orientar a los huéspedes

    Si tus huéspedes vienen de lejos, es posible que no estén al tanto de asuntos específicos relacionados con tu localidad o tu cultura. Tus Reglas de la casa pueden ser una oportunidad para compartir información esencial. Aquí te contamos cómo han hecho algunos anfitriones para incorporar el conocimiento local:

    • “Les pedimos que sean prudentemente silenciosos y discretos, especialmente por la noche o durante la siesta” —Beatriz Elena, Medellín, Colombia.
    • “Hay que quitarse los zapatos al entrar. Esto es muy común en Tailandia”. —Nutth, Chiang Mai, Tailandia
    • “Las descargas ilegales están prohibidas. Si te declaran culpable, las multas gubernamentales pueden ascender a unos 1700 EUR por película”. —Branka y Silvia, Zagreb, Croacia

    Muestra tu personalidad

    Tus reglas dan una idea de cuál es tu estilo como anfitrión. Es otra manera de ayudar a los huéspedes a decidir si tu alojamiento es lo que buscan, así que sé fiel a tu estilo. Si tu estilo al hospedar es relajado y divertido, deja que se note tu sentido del humor. ¿Te gusta que las cosas estén más ordenadas? Asegúrate de comunicarlo claramente.

    A Amy, anfitriona en Nashville, le gusta ponerle un poco de humor a sus Reglas de la casa:
    “Espero que los huéspedes se comporten como adultos:

    • No quemes la casa.
    • No patees a mi perro.
    • Ni comas cosas que chorreen en la mesa... Es una mesa bonita.
    • Hay varios basureros por toda casa: el inodoro no es uno de ellos”.

    La anfitriona Momi, de Honolulu, mantiene un tono firme y directo:
    “Mi anuncio dice muy claramente claro lo que espero de los posibles huéspedes que van a compartir nuestro espacio:

    • DEBES leer todas las Reglas de la casa a continuación. No te conviene saltarte ninguna parte de mis reglas. Así que por favor no lo hagas.
    • Este es NUESTRO hogar. Queremos que los maravillosos huéspedes que se queden con nosotros sepan respetar que este es nuestro hogar, en donde criamos a nuestro hijo.
    • Prohibido levantar la voz, discutir o utilizar lenguaje vulgar.
    • No se permiten drogas dentro ni fuera de nuestro alojamiento.
    • Si hay alguna infracción, te pediremos que te retires”.

    Las Reglas de la casa sirven para protegerte

    En el caso poco probable de que surja un problema con algún huésped, las Reglas de la casa también pueden ayudarte con la mediación del desacuerdo. Si un huésped infringe una Regla de la casa, el primer paso debe ser comunicarte con el huésped e intentar resolver el problema de inmediato. Si no logran llegar a un acuerdo, ponte en contacto con el servicio de atención al cliente de Airbnb para obtener ayuda.

    Lo más destacado

    • Las Reglas de la casa ayudan a que los huéspedes sepan qué esperar para que disfruten su estancia y dejen evaluaciones positivas.

    • Sé específico: personalizar tus Reglas de la casa ayuda a que los huéspedes decidan si tu espacio es lo que están buscando.

    • Hazlo simple: las reglas deben ser fáciles de leer y entender.

    Airbnb
    20 de nov. de 2019
    ¿Te ha resultado útil?

    Descubre más temas