Omite el contenido
Regístrate
Inicia sesión
Alquileres de lujo en Saint John

Alquileres de lujo en Saint John

Encuentra y reserva alojamientos únicos en Airbnb

Los alquileres vacacionales de lujo mejor valorados en Saint John

Guests agree: these stays are highly rated for location, cleanliness, and more.

Villa Nonna
LUXE
Villa completa · 10 huéspedes · 5 camas · 4,5 baños

Villa Nonna

Finisterre
LUXE
Villa completa · 12 huéspedes · 6 camas · 6 baños

FinisterreClassic beach house on rocky Bovocoap Point

Villa Mistral
LUXE
Villa completa · 10 huéspedes · 5 camas · 6 baños

Villa MistralVilla Mistral - 5Br - Sleeps 10

Alojamientos de lujo para todos los gustos

El alojamiento ideal para la escapada con la que estás soñando

  • Alojamientos destacados
  • Reservas flexibles
  • Alojamientos listos para reservar

Servicios populares en los alquileres vacacionales de lujo en Saint John

  • Cocina
  • Wifi
  • Piscina
  • Aire acondicionado

Otros alquileres vacacionales de lujo en Saint John

Hakuna Matata
LUXEVilla completa
Hakuna Matata
L32,900 por noche
Vida De Mar
LUXEVilla completa
Vida De Mar
L32,900 por noche
2B at Peter Bay
LUXEVilla completa
2B at Peter Bay
L62,287 por noche
Solenborg
LUXEVilla completa
Solenborg
L342,638 por noche
Mango Bay
LUXEVilla completa
Mango Bay
L28,054 por noche
Francis Bay Estate
LUXEVilla completa
Francis Bay Estate
L44,650 por noche
Papaya Villa at The Hills
LUXEVilla completa
Papaya Villa at The Hills
L25,075 por noche

Todo sobre Saint John

¿Sueñas con unas vacaciones de lujo en la isla caribeña de San Juan? ¡Te ayudamos a hacerlas realidad!

Cuando Cristóbal Colón se topó con un grupito de islas desperdigadas por el Caribe oriental en 1493, tal fue su asombro que las bautizó como «Las Vírgenes» en honor a las once mil vírgenes con las que Santa Úrsula comparte leyenda. El nombre ha perdurado hasta nuestros días, de ahí que sigamos conociéndolas como Islas Vírgenes Británicas e Islas Vírgenes de los Estados Unidos. San Juan, la menor de las tres Islas Vírgenes de los Estados Unidos, es lo más parecido que conservamos de aquella belleza intacta de antaño. Alrededor de un 60 % de la isla forma parte del parque nacional de las Islas Vírgenes, y esta protección se extiende a su costa y las aguas y arrecifes de coral que la rodean. San Juan se caracteriza por un ambiente relajado y despreocupado. De hecho, no hay muelle para cruceros ni aeropuerto: solo se puede llegar en ferri desde la cercana isla de Santo Tomás. El senderismo y el snorkel son las grandes atracciones para quien desea explorar la isla, aunque también puedes tumbarte tranquilamente a tomar el sol en alguna de sus playas, seguramente de las más hermosas que hayas pisado jamás.

Arena y surf

¿Te ha convencido lo de las playas? Debido a la longitud del litoral de San Juan con respecto a su superficie, siempre tendrás a mano alguna playita paradisiaca. Sin embargo, algunas merecen una mención especial. La más conocida es Trunk Bay: una larga lengua de arena arropada por palmeras. El agua de esta playa suele estar en calma, así que es la opción perfecta si viajas con niños. Además, las suaves olas y los arrecifes también la convierten en el rinconcito ideal para quien quiera iniciarse en el snorkel. De hecho, hay una ruta acuática de poco menos que 200 metros de largo señalizada para guiarte en tus descubrimientos submarinos. Por si eso fuera poco, la playa cuenta con unos excelentes servicios: un bar de picoteo, aseos, vestuarios, taquillas, duchas, merendero y una tienda de regalos. Aunque hay que pagar una simbólica tarifa de entrada, algo que no ocurre en otras playas de la isla, ¡sin duda merece la pena!

Si lo que realmente te apetece es hacer surf, Cinnamon Bay, un poco más al este, es el lugar perfecto. Aquí podrás nadar, hacer snorkel, surf, windsurf, vela, kayak y surf de remo. ¿No tienes material? ¡No te preocupes! Tu asesor de Luxury Retreats puede ocuparse de alquilarlo e incluso contratar clases para principiantes, si las necesitas.

Cuando te apetezca un ratito de relax lejos de la multitud, no lo dudes: Salt Pond Beach es lo que estás buscando. El largo trayecto en coche desde Cruz Bay y el paseo de 15 minutos desde el aparcamiento hasta esta recogida cala de aguas cristalinas separan a la muchedumbre de este remoto trocito de paraíso. Tráete algo de picar para hacer un pícnic en una de las mesas a la sombra o utiliza una de las barbacoas para deleitarte con el crepitar del fuego mientras contemplas el mar.

¡A caminar se ha dicho!

El parque nacional de las Islas Vírgenes tiene nada menos que 22 rutas de senderismo, y una de las mejores es la Reef Bay Trail. Si lo prefieres, puedes ir por tu cuenta, orientándote con el mapa que facilitan los servicios de parque. Otra opción es concertar una visita guiada con uno de los guardabosques, que te permitirá aprender sobre las selvas tropicales de San Juan identificando sobre la marcha árboles, plantas y animales, como ciervos, murciélagos, cangrejos de tierra o termitas. Un pequeño desvío te llevará a un yacimiento de petroglifos, donde unos enigmáticos grabados en la piedra rodean una piscina de agua dulce a los pies de una cascada. Los arqueólogos creen que son símbolos sagrados que tallaron los taínos hace más de un milenio. El sendero termina justo al lado de una antigua plantación de caña de azúcar, junto a la preciosa playa Reef Bay. Recuerda llevar calzado para caminar; aunque estés en el trópico, las chancletas no son lo más adecuado para los 4 kilómetros que recorre esta ruta.

Descubre el patrimonio

Si tienes curiosidad por conocer la historia de la isla, el lugar idóneo para hacerlo es Annaberg Plantation. Se trata de la antigua plantación de azúcar mejor conservada de las Islas Vírgenes, gestionada ahora por el Servicio del Parque Nacional de las Islas Vírgenes. Esta plantación colonial danesa se construyó en 1721 para producir azúcar, ron y melaza. Hoy en día, es un museo donde puedes conocer cómo era la vida en las plantaciones y aprender sobre la producción de azúcar en los siglos XVIII y XIX. Además, un sendero señalizado te guiará por las dependencias destinadas a los esclavos, el alambique de ron y el molino de viento.

 

Luxury Retreats, expertos en villas en San Juan

D

¿Buscas un lugar donde alojarte y desde el que explorar la belleza natural de San Juan? Con Luxury Retreats, encontrarás opciones de lo más variadas: desde villas de terracota hasta sorprendentes obras de la arquitectura moderna, con espacio para toda la familia o solo para unas vacaciones en pareja.

Alójate cerca de Cruz Bay

También conocida localmente como «la ciudad del amor», Cruz Bay es la principal localidad de la isla y se caracteriza por su relajado ambiente caribeño. Las calles están repletas de tiendas, restaurantes y bares, conocidos sobre todo por la happy hour que reúne a la gente local y a los visitantes que se acercan a tomar algo. Disfruta de la tarde paseando por los coloridos paseos y sumergiéndote en el distendido encanto de la ciudad antes de saborear una copiosa cena en uno de los restaurantes de la zona. Si quieres alojarte cerca del epicentro de la acción (aunque no olvides que es una isla muy tranquila), quizás lo que busques sea un alojamiento en Cruz Bay. Luxury Retreats te ofrece propiedades en alquiler con capacidad para un total de 6 a 12 personas, con piscinas de agua cristalina y porches bañados por el sol. Los alquileres vacacionales en Chocolate Hole, a solo 10 minutos en coche de la ciudad, son otra buena opción debido a las increíbles vistas que ofrecen y la multitud de espacios para descansar al aire libre. Después de una ajetreada jornada de compras o un día entero tomando el sol sobre la arena, te espera una terraza para ver el atardecer con la suave brisa del océano acariciándote la cara.

Relax en Coral Bay

La tranquila localidad de Coral Bay se encuentra en el sureste de la isla, una zona que se caracteriza por su excelente grado de conservación. Las villas que podemos ofrecerte en esta zona son perfectas para una escapada en la intimidad. Puedes decantarte por alguna ubicada en lo alto, con increíbles vistas a la bahía y rodeada de exuberantes fincas de frutales, u optar por una villa junto a la playa y disfrutar de la arena bajo tus pies a solo unos metros de casa.